La-comunicacion-social-en-la-empresa-1170x780

Localización para las empresas

¿Qué es la localización?

Por localización, nos referimos a la adaptación de un producto al mercado local. Dicha adaptación es tanto lingüística como cultural y suele realizarse después de un largo proceso de traducción.

La localización se hace más compleja y requerida sobre todo a la hora de traducir hacia un idioma cuya cultura sea muy diferente con respecto a la de partida. Por lo tanto la localización necesita un intenso estudio de la cultura de llegada con el objetivo de adaptar el producto a las necesidades locales.

La localización está muy relacionada con imágenes, colores y gráficos, o sea todo lo que sea más visual. Aunque también las fórmulas para las fechas, las siglas, los acrónimos, etc. son elementos sometidos al proceso de localización.

¿Qué productos suelen ser localizados?

El proceso de localización está más relacionado con la traducción de software, videojuegos y páginas webs que con la traducción de documentos y manuales. Sin embargo, a la hora de crear un software o un videojuego, lo primero que se hace es internacionalizarlo, o sea producir un contenido que sea bien recibido por todo el público mundial.

¿En qué momento se realiza la localización de un producto?

Tras haber internacionalizado el producto, a la hora de dirigirlo a públicos de diferentes países, es en este momento cuando se realiza el proceso de localización.

¿Quién suele recurrir a la localización?

La localización se convierte en algo imprescindible sobre todo para aquellas empresas que tienen filiales en diferentes países y que quieren realizar una página web. Ésta se irá desarrollando de forma diferente según el país, o incluso la región, al que está dirigida. Por ejemplo, a la hora de realizar una página web dirigida a los países árabes, un buen localizador que quiera incrementar las financias de la empresa que le encarga el trabajo, sabrá que para capturar un número más alto de visitantes, la página web resultaría “más local” en colores panárabes, es decir el rojo, el verde, el negro y el blanco que no en azul o en rosa. Otro elemento de localización es él de la moneda. Si visitamos la página web de una empresa española que tiene filial en Rusia, en la sección que te permite comprar on-line, observaremos que el precio de los productos ya no está en euro sino en rublo (moneda rusa).

Por lo cual, a la hora de dirigir un producto al mercado mundial, la localización se convierte en algo imprescindible.

¿Quieres localizar tu empresa? Escríbenos a info@abroads.eu o llama al 644 98 18 60

This post is also available in: Inglés

Leave a comment